domingo, 4 de febrero de 2018

¿Que veinte años no es nada?

Que veinte años no es nada, forma parte de la letra del conocido tango y también de la frustración que tengo como ciudadano, que hace mas de veinte años  vive en la ciudad de Buenos Aires.
Tanta desfachatez, tanta indolencia y tanto abandono por parte de las autoridades de la ciudad, mas allá del color político e ideológico que tengan.
 En los últimos años la ciudad ha sufrido una fuerte transformación que lejos de hacerla ver como una ciudad moderna, la ha convertido en un mamarracho de edificios unidos unos con otros por concreto, dinero y mal gusto que solo enriquece a pequeños y poderosos grupos financieros. Si vemos en la actualidad la avenida Nueve de Julio, ya no es la mas ancha y elegante del mundo, por que una innecesaria serpiente de concreto llamada Metro bus, la atraviesa con el pretexto de mejorar  la circulación de colectivos , que bien podía haberse logrado sin tanto daño al corazón de la ciudad.
 Y el Zoológico, que con  engañosa justificación ecologista, abrió las puertas a la inversión inmobiliaria de los pequeños grupos financieros.
Por que no se ha solucionado la contaminación eterna del llamado Riachuelo, y las costas del Río de La Plata, que al no estar habilitada para el uso humano de sus aguas, los porteños deben trasladarse cuatrocientos kilómetros, para refrescarse en verano en las aguas del costa atlántica, o conformarse con el ridículo invento de playas secas con arena y piscinas dibujadas en el concreto.
Ya en la ciudad no quedan avenidas que no hayan sido violadas por el engendro metrobusiano o su hermanita conocida como bici senda, que pude ser importante el propósito, pero no como fue ejecutado.
 Ya por ultimo los monumentos, trasladados y mutilados por obra y gracia de la sordera política, y que decir de las Plazas de la ciudad, enrejadas y condenadas a no ser mas el emblema de cada barrio, perdiendo su esencia y la mas  sagradas de ella, La Plaza de Mayo, que ahora en nombre de no se que esta sufriendo la más vil y cruel transformación.
 Recordemos que con lo que recauda la ciudad en impuestos y otras trampas gubernamentales, es suficiente ´para el  mantenimiento y restauración de los valores históricos que una ves hicieron de esta ciudad una de las mas hermosas y bellas del mundo.




lunes, 22 de febrero de 2016

HONESTIDAD VS HIPOCRECIA

 No se puede confundir tus necesidades individuales con las necesidades del grupo social donde te desempeñas, cuando dices ; hago algo por, rectifica si quisiste decir , Hago algo por mi, para ser claro si piensas y te preocupas por la educación, no abras una escuela para que los alumnos paguen una cuota ( para ti) y poder ser educado, si verdaderamente te interesa la educación sale y enseña a leer y escribir a quien lo necesite, igual con la cultura, no crees una sala nueva con el pretexto de tu lucha social por el bien de la cultura, si después vas a cobrar entradas, si quieres abre una nueva sala, pero no mientas diciendo que lo haces por la cultura del pueblo, lo haces por ti, por garantizar una fuente de ingreso, que no es malo, lo horrible es que trates de cambiar la esencia de lo que haces.
 Cuando participas de una protesta social, lo haces como trabajador, no como artista, el arte es creación en el campo de las sensaciones humanas, no en el campo de las luchas sociales, eso es otra cosa. No es malo que participes de protestas sociales en defensa de tus derechos laborales, lo terrible es que trates de confundirnos con la defensa del arte.

sábado, 21 de febrero de 2015

QUIJOTE URBANO.



El sueño se hace difícil y más aún cuando se esta despierto, cuando se vive en contacto con la realidad y no vista desde un dragón rosa  cubierto de un tul blanco lleno de azucenas y mariposas. Pero yo quiero soñar, se me hace necesario llevar conmigo la ilusión imaginaria de un mundo lindo, lleno de manos que levantan letras y voces que marcan todos mis sueños.
   Como  Quijote urbano, salí  llevando un sueño como lanza y como escudo la esperanza de una noble labor, tenía todo lo necesario para derrotar a los molinos vestidos de consumos y vicios de la enseñanza.
 Hoy hablaré de lugares lejanos, de princesas, de animales mitológicos y seres mágicos llenos de soluciones. Pero, ¿a quien le diré lo maravilloso de un mundo nuevo? ¿ podré mostrar la sabiduría de las palabras?, ¿ encontrare el lugar exacto para combinar sueño con realidad?. El camino se divide entre el orgullo de saber que llevo un mensaje a quien quiere escucharme y la misión de hablar con el que no puede escuchar, por que el querer, ya no forma parte de su universo.
 Existe un mundo donde los príncipes se queman, juntos a los dedos con encendedores plásticos, donde la sangre en la boca es la merienda cotidiana  que rige como identificación del abuso, donde la vida no existe y la infancia es solo un problema de los que tienen que pagar por mis consumos. El cuerpo no esta hecho a imagen y semejanza, no hay parecido posible que entre en una palabra y la calle se hace ancha, mientras yo pienso en utopías.
 Ejércitos de habladores llegan, pero cambian el camino por el halago, el espacio y el reconocimiento efímero de un aplauso lleno de abanicos chinos y perfumes comprados por un semejante en el penúltimo aeropuerto.
 Pero por que preocuparse, si ya todo esta publicado, pero no en mis sueños.
 Hay manos que no pueden sostener la sombra del atardecer y voces que nunca serán  escuchadas, por que mientras las encuadernaciones y láminas brillantes  hablen de los otros, yo tendré que seguir soñando despierto.



 

viernes, 19 de diciembre de 2014

AZUL

Cuanto dolor existe en las alegrías del ajeno, cuantas alegrías en los planes del lejano, enorme son las disputas y los desacuerdos, desde allá y desde acá, si  es que existen los lugares opuestos. No es resignarse, es andar con el tiempo de ahora. Los culpables serán juzgados, los de allá y los de acá, si es que existen culpables y lugares opuestos. El culpable será culpable  y el inocente correrá libre por la arena.
Tenemos que aprender, tenemos que limpiarnos de lo que tanto nos hizo sufrir. Tienes una vida y no hay lugar para mas equipaje que tu mismo.
Llegó la hora de poner la mesa, siéntense por favor, que están todos invitados, y yo si quiero cenar.

martes, 16 de diciembre de 2014

EL REGRESO DEL VIENTO PLATANERO






Cuando hace calor en el caribe, hace calor, eso ya lo sabíamos desde el mismo momento en que nacíamos, por que se fue la corriente eléctrica que alimentaba los aires fríos de la sala de parto, pero no importa, nací igual, por que soy de un pueblo que sabe sobrevivir.
 El calor siempre fue pretexto para conversar y hacer nuevos amigos. Como esa tarde en que llegue al aeropuerto y me sorprendió el buen trato y el respeto a mi familia de ultramar. Y estábamos y ahora debía continuar con el encuentro, las gotas de sudor caliente venían conmigo desde la promesa y se quedaron a esperar por los besos y abrazos. Y así mismo fue.
 Todos quedamos atentos al destino, era agradable el reconocimiento de rostros nuevos y eternos:
 - que alegría, que maravillosa fiesta de calor.
 Entonces llego él, primero por las mejillas, siguiendo por  la frente y terminando con los peinados de ocasión. Vino a recibirme, pensé en voz alta:
 - No . el  siempre esta aquí, esperando a todos los hijos para recordarles el camino. Hablo la mayor del grupo familiar.
Nunca olvide el regreso, con migas o sin ellas, llegaría igual, pero le agradezco el recibimiento. El también es parte de nuestra historia y encontrarse es bueno.

sábado, 16 de agosto de 2014

DIA TRECE.



Ese día el hombre salió temprano de su angustia, llevaba mas de una semana escondido, confundiéndose entre el y la parte  secreta de su historia. La jauría llamaba y el no sabia como contestar al grito popular de tantas velitas.
 Como ya era costumbre alguien lo baño y seco sus pelos, la piel se quedaba en cada toalla, en cada sabana, en cada pañal. La mirada no tenia diana, las manos no eran las que acusaron durante millones de años a los que nunca entendieron el mensaje. No las necesitaba, ya estaba escrito su epitafio.
 Ahí llega, grito la multitud y cientos de hilos mágicos comenzaron a moverse, permitiéndole al hombre desplazarse. Fotos de cerca no, pueden verse los parpados cocidos con el alambre traído de una aldea checa. Entonces comenzaron a escribir la historia que todos ya sabían y que nunca habían perdonado, cada palabra, cada gesto, cada órgano descompuesto.
El festín era como siempre, bocas llenas de lava y saliva, manos con fango y sangre, ojos hechos de vigilia y lagrimas, olor al mar, cascarilla, tabaco y ron.
El hombre era visible, no tocable, los humilladores de bondad rodeaban el monumento, impidiendo al populacho verde acercarse al destino. De pronto cayo la lluvia, era roja, llena de miembros superiores de los que alguna vez fueron hombres, la multitud enardecida se lleno de azufre los pulmones y empezó a soplar , cada uno a su manera, con su marcha y horóscopo propio. Fue entonces que se escucho la voz familiar; ¿donde esta el tesoro?, ¿Dónde esta el tesoro? y así hasta que lleno todo el recinto con la suplica impuesta.
No hubo respuesta, todos callaron ante el silencio enajenado de la sombra.
Al combate corred... y las voces se fueron alejando, llevándose en sus entrañas un poco del débil humo de las velitas, que nadie pudo apagar.
 

lunes, 4 de agosto de 2014

"ULTIMA FUNCION "

Esa noche todos perdieron la memoria, la reina hizo silencio mirando el asiento vacío del futuro espectador, las luces se fueron sin merendar y no se escucho la risa del tumulto. Alguien pregunto, pero la voz ciega del absurdo ya estaba ebria y no pudo bailar el vals. Dame la sangre, dijo el rey, tratando de inventar un caballo de madera, relleno de dulce de leche y chocolates de colores, pero rugió la tormenta y comenzó a llorar la historia.
Esa noche, se murieron los sirvientes, se llevaron a su tumba las carcajadas del ultimo bufón y su cráneo no fue tocado por actor alguno. Desde lejos una esperanza se subió a una nube y se dejo llevar por el viento sur, pero llego tarde, las puertas del castillo se habían sellado. Y solo se abrirán el día en que un príncipe enamorado del mar, camine sobre las olas.
Esa noche los tambores, dejaron de anunciar la presencia del bosque encantado.